Rehabilitación sin zanja puntual

En CANALIS contamos con el sistema de rehabilitación puntual Quick-Lock; otro de nuestros sistemas de sellado desde el interior de la tubería.

En ocasiones las tuberías sufren roturas, grietas o simplemente están mal embocadas unas con otras, perdiendo así su capacidad y estanqueidad.

Cuando esto sucede, en CANALIS contamos con unos empacadores de renovación (packer) que, envueltos en fibra de vidrio y resina, son transportados por nuestros equipos hasta el punto de reparación.

Este sistema hermética y estabiliza los daños de forma mecánica, sin química de construcción y sin importar el material de canalización.

Una vez allí, se inflan por medio de aire comprimido y se adhieren a la pared dañada dotándola de las mejores condiciones técnicas, aportando estanqueidad y estructuralidad.

El manguito de fibra de vidrio fragua a temperatura ambiente, realizándose el proceso de curado al mezclarse dos conjuntos de resinas. El plazo de instalación no suele superar los 40 minutos, pudiendo variar en función de las condiciones climáticas en el interior de la tubería.

Una vez que la tubería es reparada, procedemos a su inspección por medio de una cámara roborizada, quedado así documentados todos los trabajos realizados.

Cuando raíces u otros cuerpos obstruyen el flujo de la red de canalización o cuando las roturas se producen en canalizaciones de agua potable e industriales, en CANALIS contamos con el sistema de rehabilitación puntual Quick-Lock; otro de nuestros sistemas de sellado desde el interior de la tubería.

Este sistema hermética y estabiliza los daños de forma mecánica, sin química de construcción y sin importar el material de canalización.

Este tipo de rehabilitación de tuberías consiste en instalar manguitos de acero inoxidable V4A y caucho EPDM a presión mediante un balón de posicionamiento guiado por nuestra cámara de inspección.

Este sistema es rápido, simple y, gracias a la compresión fijada y al sistema de caucho EPDM, se asegura totalmente la estanqueidad de la reparación.

Para grandes diámetros contamos con el sistema Quick-Lock Big, que instalamos en dos piezas para diámetros entre DN800mm - DN1300 mm, y en tres piezas para diámetros entre DN1400 mm - DN1800 mm.

En estas instalaciones, nuestro personal más cualificado accede a los colectores adecuadamente equipado con arnés, rescatador, trípode, detector de gases y equipo de respiración autónomo, para así garantizar primero su seguridad y, finalmente, la correcta restauración del funcionamiento del mismo.

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.